Reactivación económica

La reactivación de la economía es un compromiso de todos

Construcción

El primero en iniciar el camino de la reactivación, el pasado 27 de abril, fue el sector de la construcción, que alberga 18.958, según datos entregados desde Camacol Risaralda, determinando que en promedio una vivienda genera dos empleos directos.

De los 156 proyectos que se encontraban suspendidos, 73 ya han sido puestos en marcha nuevamente, adoptando protocolos de bioseguridad. Del total de proyectos que se encuentran en fase de construcción (preliminar, cimentación, estructura, obra negra y acabados) 45 están ubicados en Pereira, 20 en Dosquebradas y 8 en Santa Rosa de Cabal. El total de unidades que se encuentran en construcción al corte abril 2020 es de 9.479, desagregándose de la siguiente forma: para la ciudad de Pereira 5.620 unidades, para el municipio de Dosquebradas 3.647 unidades y para Santa Rosa 212 unidades.

“Este es un sector muy importante para la economía y por esto trabajamos arduamente en la elaboración y aplicación de los protocolos de bioseguridad, un trabajo que se hizo de manera conjunta con el Gobierno Nacional y las autoridades locales y que denota el compromiso que tienen los agremiados a Camacol para avanzar en la reactivación y cuidar la salud de sus trabajadores” expresó Víctor Baza Tafur, gerente de Camacol Risaralda.

Los cuidados

Para la reactivación de este sector construcción se tomaron medidas dentro de las obras que permitan cuidar tanto la salud de los empleados en su lugar de trabajo así como también el bienestar de sus familias una vez retornen a sus hogares.

Es por esto al ingreso de las obras se registran síntomas relacionados con enfermedad respiratoria y posibles contactos con personas confirmadas con covid-19.  Se les tomará la temperatura, y los casos que reporten más de 38° deben ser reportados al director de la obra.

A los trabajadores se les debe disminuir la necesidad de manipulación múltiple de documentos como carnés, como también de lectores de huella para el ingreso.

Durante la jornada deben tener distanciamiento de 2 metros tanto en las labores como a  la hora de almuerzo y refrigerio y promover el no compartir   elementos personales como (tenedores, cucharas, platos, vasos)

El uso de tapabocas, guantes de látex y demás elementos de protección es indispensable y establecieron jornadas de desinfección periódicas en las diferentes áreas como también de los elementos de trabajo.

Finalmente, para el regreso a los hogares, los trabajadores deben cumplir las medidas de desinfección de zapatos, lavado de manos y evitar contacto con la familia hasta no cambiarse de ropa. Como también usar tapabocas uso en el transporte público.

Fuente: EL DIARIO – 5/7/20

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *